Opiniones

Tu opinión tiene mucho interés para mi y puede tenerlo para otras personas que consulten el blog. Si lo deseas, puedes dejar aquí tus valoraciones y sugerencias sobre los cursos, salidas y clinics que hayas realizado conmigo; otros kayakistas pueden aprovecharlos.

Gracias por tu colaboración.






12 comentarios:

  1. Manolo:

    Tu manera de estar (en la convivencia) y de responsabilizarte de un grupo en las travesías, he tenido el privilegio de vivirlo este fin de semana en Cíes.

    Tu profesionalidad en la tarea no deja ningún resquicio. Lo demuestra el hecho de saber reir y pasarlo bien, cuando toca, sin menoscabo de la seguridad (cuando resultaba más fácil entregarse a la condesdencia o al "quedar bien").

    Por todo ello, Manolo, eres un "crak".

    Un afectuoso saludo de Kike.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Kike por este comentario para mí es importante el sentirse apoyado.
    Un saludo y espero que nos veamos pronto

    ResponderEliminar
  3. pase contigo 48h de curso,muy intensas,no hace falta decir lo mucho que aprendi de ti manolo.
    profesionales habra muchos,he asistido a varios cursos,pero tu tienes un don que otros no tienen,cuando explicas o transmites tu sabiduria,uno enseguida asimila la enseñanza,si tienes que mojarte te mojas,si hay ue pasar frio,lo pasas,y siempre con una gran sonrisa y con palabras de animo.ademas una cosa muy importante,es que realmente te preocupas por que aprendamos bien tus enseñanzas.sigue asi campeon,te mereces lo mejor.mucha suerte.juan

    ResponderEliminar
  4. He hecho tres Clinics con Manolo y antes ya había participado en varios cursos con reconocidos profesionales del Kayak de Mar. De justicia es mencionar que gracias a ellos aprendí y mejoré mucho. La cuestión es que también es de justicia decir que, en formación de Kayak de Mar, Manolo juega en otra liga, muy por encima de todos; él está en Champions League

    ResponderEliminar
  5. Javier Alvarez,
    Hola Manolo, pasamos dos días estupendos aprendiendo de un gran Maestro como tu. Nos hiciste ver lo importante de la seguridad en el mar y a sentirnos algo más seguros con tus clases de técnica y esquimos. Yo que me dedico a la música y asisto a numerosos conciertos puedo asegurar que verte palear y hacer cualquier ejercicio con el kayak fue como asistir a un conciertazo. Gracias por enseñarnos de manera tan sencilla y tan admirable. Esperamos verte de nuevo muy pronto.
    Un saludo de "Los tres del Sur" jajajajaja

    ResponderEliminar
  6. Travesía a Cíes 4 Agosto 2012:

    Con mi modesto nivel nunca pensé que un día cruzaría el canal y me asomaría a mar abierto por fuera de Cíes. Para mí era un sueño lejano.

    Recuerdo que días antes de la travesía estaba, por no decir otra cosa, "preocupado": nunca he remado tantas horas seguidas.. ¿me aguantará
    la tendinitis del codo izquierdo? y encima traigo tocado el hombro derecho.. Volcaré muchas veces? Me saldrá ese esquimotaje que no he practicado
    lo suficiente ? en fin, lo mismo quedo como el culo y me toca volverme en barco desde Cíes, si es que llego.

    Y en eso llegó Manolo, y comenzó la diversión: un día sin sol pero tambien sin viento, perfecto. La ría como un plato, el agua transparente.

    Aunque cada uno va metido en su kayak, el ambiente que da Manolo al grupo es de unidad y colaboración. Te sientes en un equipo en el que
    cualquiera te va ayudar cuando haga falta.
    Aumenta tu autoconfianza y puedes dedicarte a disfrutar de las sensaciones marinas.
    Especialmente al doblar la Punta del Caballo y asomarnos a mar abierto, tan cerca de las furnas donde bate el Atlántico sin piedad.

    Me gustaron mucho tambien las explicaciones sobre el resto de fauna marina que pulula por las Illas Atlánticas.

    Lo mejor: el buen ambiente que da Manolo al grupo y el respirar aires de aventura oceánica en condiciones de seguridad y diversión.

    ResponderEliminar
  7. Manolo.Las despedidas deben ser breves; los agradecimientos no. Hemos pasado un par de días estupendos contigo, por aquí, en Málaga, aprediendo en todos los aspectos del kayak. De tu técnica y tus conocimientos ya sabía -como alguien dijo, "tu fama te precede"-. Pero me ha sorprendido tu profesionalidad y lo agradable, cómodo y fácil que es estar contigo, dentro y fuera del agua.

    Se te ve disfrutar con lo que haces, y eso es una suerte para todos.

    Todo el mundo ha disfrutado y aprendido mucho en estas Jornadas que hemos organizado gracias a tu visita. Ahora, eso si: nos hemos quedado con ganas de más. De modo que trataremos de asimlar todo lo que hemos aprendido y volveremos a vernos, ya sea en tu tierra o en la nuestra. Seguro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Con tus ganas de enseñar da gusto aprender! Han sido un día y medio muy intensos. Ahora toca asimilarlo todo y practicar. Gracias por tu paciencia y por no dejar pasar ni una!

    ResponderEliminar
  9. El haber paleado por las Islas Cies y por el entorno de Cangas de Morrazo, con Manolo Pastoriza como Guia/Monitor, no tiene precio.

    Gracias Manolo por la oportunidad que hemos tenido contigo de haber disfrutado del Atlántico contando con tu gran profesionalidad y calor humano.

    Seguro que repetimos la experiencia. Quedan muchos lugares expectaculares en tu tierra que deseo que nos hagas descubrir.

    ResponderEliminar
  10. Hemos disfrutado junto a Manolo de parajes inhospitos y paradisiacos de la peninsula del Morrazo y las salvajes Islas Cies, sin duda el mejor profesional en quien depositar tu confianza para aprender desde lo más básico a lo más avanzado de las tecnicas del kayak de mar.

    Regresamos a casa cansados después de tantas emociones, y del aprendizaje intenso pero como dice Gabi haremos lo posible por que se vuelva a repetir.

    Un fuerte abrazo y hasta pronto Manolo.

    ResponderEliminar
  11. Tengo 63 años, mas de 30 paleando sobre un kayak y tengo que decir que a través de una pala que Manolo me hizo, me di cuenta de que siempre aprendes algo nuevo aunque creas que lo sabes casi todo. Sí, en mis manos tengo una pala fabricada por Manolo con funda confeccionada por Yoli, la tengo como oro en paño, ya que nunca tuve en mis manos una pala que me ofreciese semejante satisfacción de paleo. Esta perfectamente compensada por lo que consigo palear grandes distancias a un ritmo nada despreciable sin que se produzca dolor muscular. Ayer realice una prueba ayudado de un reloj Suunto con GPS sobre una distancia de 3 millas náuticas con un kayak de 5.18 de eslora por 0.58 de manga, la velocidad media fue de 4.95 millas hora y la máxima alcanzada fue de 6.5 millas náuticas. Pero lo mas llamativo es que podría haber seguido unas cuantas millas mas, ya que no tenia sensación de cansancio ni dolor muscular, algo que siempre percibí con las palas de cuchara clásicas. Gracias Manolo por esta pala tan perfecta que pusiste en mis manos.

    ResponderEliminar
  12. Acabamos de tomar un curso con Manolo y ha superado nuestras expectativas con creces. Todos hemos aprendido mucho, hemos esquimotado todos, aprendido técnicas de apoyo, estabilidad, desembarcos, remolques, clases teóricas, seguridad...un gran técnico y un gran sentido de la pedagogía. Es indiscriptible si no se vive. Disciplinado, implicado, sabiendo lo que puede dar cada cual de sí...¡¡Cuantas horas de esfuerzo debe haber ahí intentando innovar, descubrir posiciones que a los alumnos les sean útles, intentando que nos sea fácil aprender...!! ¡¡Cuantos agradecimientos te quedan por recibir Manolo de alumnos que aún ni conoces!!
    Pero aparte de ello, todos hemos percibido que Manolo está enamorado de la actividad. Y esa pasión por el kayak, la transmite y la contagia.
    Yo si me lo pemitís, sí tengo una sugerencia: Las escuelas, los institutos y los padres que tengan hijos adolescentes, con toda seguridad acertarían dejándoselos a Manolo para un curso de kayak. De él se aprende aparte del deporte en sí mismo con una progresión espectacular, otras muchas cosas. Se aprende sentido del esfuerzo, solidaridad, capacidad de relativizar los obstáculos, instinto de superación, compañerismo, se aprende a ganarse los méritos, a tener la humildad necesaria para romper el techo de las limitaciones, a alegrarse de los éxitos ajenos, y todos esos recuros que forjan el carácter sólido de un adulto.
    Yo estoy absolutamente segura de que un adolescente que alguna vez haya sido alumno de Manolo, cuando pasen los años, le tendrá entre esos maestros -todos tenemos alguno- que se recuerdan con agradecimiento toda la vida.

    ResponderEliminar